México pagará por el muro vía TLCAN: Trump. México pagará por el muro vía TLCAN: Trump.
México pagará indirectamente por la construcción de un muro en su frontera con Estados Unidos, y ello será posible a través del dinero que... México pagará por el muro vía TLCAN: Trump.

México pagará indirectamente por la construcción de un muro en su frontera con Estados Unidos, y ello será posible a través del dinero que este país recuperará a partir de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), afirmó el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Ellos (México) pueden pagar por (el muro) indirectamente a través del TLCAN”, afirmó en una entrevista concedida al diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) que fue difundida por la tarde. “Hacemos un buen trato con el TLCAN y digamos que tomaré un pequeño porcentaje de ese dinero y se irá a la construcción del muro”, figuró.

De inmediato, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien se encontraba de gira en Washington DC, rechazó que México vaya a pagar por la pared fronteriza y enfatizó que este tema no ha formado ni formará parte de las discusiones para redefinir el TLCAN.

Mediante su cuenta de Twitter, expuso: “Termino mi día de trabajo en Washington. Ni en esta gira ni en ningún momento de la negociación el muro es tema de las discusiones NAFTA”. En otro tuit, el funcionario mexicano recordó que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, “ha sido muy claro: México nunca pagará por ese muro”.

Guajardo sostuvo una reunión en Washington DC con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para revisar el estado del TLCAN antes de la sexta ronda de negociaciones de dicho acuerdo comercial, que se realizará en Montreal, Canadá, del 23 al 28 de enero.

Trump no detalló al WSJ cuáles son los mecanismos que eventualmente se incorporarían al TLCAN para hacer que México pague indirectamente por la cerca fronteriza, que fue una promesa de su campaña presidencial: detener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

En otro punto de la entrevista, que abordó otros temas de la política interior y exterior de Estados Unidos, el WSJ cuestionó a Trump sobre si tenía ya alguna fecha en mente para que su país abandone el TLCAN si no logra una renegociación satisfactoria, a lo que el mandatario contestó que no y que tendría flexibilidad en esta decisión.

“La dejaré (la decisión de salir del TLCAN) un poco flexible porque (en México) tienen una elección en puerta. Entiendo que muchas cosas son difíciles de negociar previo a una elección (…) entiendo que eso lo hace un poco complicado para ellos”, afirmó.

Aseveró que “no hay prisa” para terminar las negociaciones y que la prioridad es lograr un “acuerdo Trump”, un pacto que sea justo para Estados Unidos.

El miércoles de esta semana cobró fuerza la versión de que la salida de Estados Unidos del TLCAN era inminente, luego de que funcionarios del gobierno canadiense y estadounidense que pidieron el anonimato revelaran a Reuters que estaban convencidos de que Trump anunciaría, en cuestión de días, su intensión de terminar el acuerdo.

No obstante, el mismo miércoles, el banco de inversión Merrill Lynch divulgó su pronóstico de que existe 70% de probabilidades de que las negociaciones del TLCAN se extiendan más allá de las elecciones en México y Estados Unidos

El banco con sede en Nueva York aseveró que el escenario más probable respecto del TLCAN es que los tres socios prolonguen las negociaciones más allá de marzo próximo, que fue el límite acordado en la quinta ronda de negociaciones que tuvo lugar en la Ciudad de México en noviembre pasado.

Destacó que es probable que las negociaciones entren en una pausa durante las campañas presidenciales en México, de marzo a julio, y que sean retomadas ya cuando exista un presidente electo. Por su parte, las elecciones intermedias en Estados Unidos son celebradas en noviembre, lo que supondría que las negociaciones del TLCAN se retomarían durante las últimas semanas del 2018.

“Es probable que los tres países demoren mucho en negociar para permitir que México y Estados Unidos celebren elecciones en el 2018. Asignamos 70% probabilidades de que este escenario ocurra en marzo del 2018”, de acuerdo con la estimación del banco.

Merrill Lynch asignó 5% de probabilidades a que un acuerdo sea alcanzado para marzo, tal como aún prevén los negociadores, así como 25% de probabilidades de que Estados Unidos se retire por completo de las negociaciones.

El año pasado, luego de que el presidente Trump obligara a sus socios, México y Canadá, a sentarse a renegociar el TLCAN —acuerdo al que ha llamado en múltiples ocasiones “el peor acuerdo comercial jamás negociado” por su país— Estados Unidos manifestó su deseo de acelerar las pláticas para evitar que se complicaran por las elecciones mexicanas del 2018.

No obstante, luego de cinco rondas negociadoras y una reunión técnica, los acuerdos son escasos ante la negativa de Canadá y la cautela de México de conceder a su socio alguna de las duras propuestas que ha puesto sobre la mesa, como terminar el acuerdo cada cinco años en automático, elevar el contenido regional de la industria automotriz, ejercer el comercio administrado en agricultura o derruir el sistema actual de solución de controversias. (Con información de Reuters y Notimex)

México se mantiene firme en negociación del TLCAN: EPN

En el 2018, la prioridad en materia de política exterior será la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), puntualizó el presidente Enrique Peña Nieto. “La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte será un tema central de la política exterior en el 2018. México mantendrá una postura firme, seria, constructiva y de buena fe en el proceso de renegociación con base en los principios, objetivos y límites que hemos establecido”.

Durante la clausura de la XXIX Reunión de Embajadores y Cónsules, reiteró que ve con optimismo la posibilidad de lograr un acuerdo que beneficie a los tres países miembros.

“Independientemente del resultado de las negociaciones comerciales, Canadá, Estados Unidos y México seguiremos siendo socios cercanos en virtud de la magnitud de los lazos económicos, sociales y culturales que nos unen”.

Mencionó que la agenda del 2018 estará marcada por concluir las negociaciones encaminadas a otorgar a Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur la condición de Estado asociado con la Alianza del Pacífico, mediante la puesta en vigor de nuevos acuerdos comerciales, y anunció que México será sede de la XIII Cumbre de dicho mecanismo. Asimismo, se trabajará en concretar la modernización de los acuerdos económicos con Argentina y Brasil, impulsar la actualización del Tratado de Libre Comercio con Uruguay y fortalecer el acercamiento con el Mercosur.

Fuente: El Economista