EU busca que autos sean 70% made in Norteamérica. EU busca que autos sean 70% made in Norteamérica.
Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, ha propuesto que el contenido de automóviles fabricados en América del Norte supere el 70% como... EU busca que autos sean 70% made in Norteamérica.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, ha propuesto que el contenido de automóviles fabricados en América del Norte supere el 70% como producto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente nacional de Unifor, Jerry Dias, detalló que en una reciente reunión con Ross se detalló que el actual nivel de contenido de automóviles norteamericanos en el mercado mundial es del 62,5% pero que Estados Unidos propone un nivel “más agresivo”.

Durante mucho tiempo, Ross ha defendido el fortalecimiento de las normas de origen para la industria automotriz ya que ha considerado que son una manera de recuperar la productor de dicho sector desde Asia así como de otros países que no son miembros del TLCAN.

Según el socio-especialista en comercio exterior de White & Case, Francisco de Roscenzweig, esta propuesta que se pretende aplicar a la industria automotriz se debería analizar para 12.000 productos en lo individual.

En cuanto a en que nivel se encuentra esta idea, el especialista comentó: “Al momento, no hay una propuesta que generará disrupción, son reuniones conceptuales, serán los secretarios los que tengan una primera definición”.

Por su parte, Federico Serrano, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, afirmó que es un tema al que se debe poner mucha atención: “Definitivamente eso se tiene que analizar, el afectar de forma automática las reglas de origen no es cosa sencilla”.

Serrano también agregó: “Tenemos que apostarle a que sea contenido regional de los tres países, tanto México, como Estados Unidos y Canadá. No hay que perder de vista que hay tres actores muy importantes. Sabemos muy bien de la interdependencia comercial y económica que existe”.

Fuente: El Financiero/ Elena Toledo