Van contra agencias que eluden tenencia. Van contra agencias que eluden tenencia.
Tener un automóvil en la Ciudad de México representa un alto costo que en comparación con otros estados de la Metrópoli puede contabilizarse por... Van contra agencias que eluden tenencia.

Tener un automóvil en la Ciudad de México representa un alto costo que en comparación con otros estados de la Metrópoli puede contabilizarse por miles de pesos.

Cumplir con el pago de la Tenencia, refrendo de placas, verificación y licencia de conducir para el propietario de un automóvil cuyo valor sea de 270 mil pesos (tomando en cuenta el factor depreciación) puede significar un gasto de hasta 10 mil 120 pesos, mientras que en el Estado de Morelos el gasto es de apenas mil 806 pesos.

Las diferencias económicas también son evidentes en estados como Puebla, donde cumplir con estas contribuciones sólo implica desembolsar 3 mil 675 pesos y en el Estado de México, 2 mil 059 pesos.

Es decir, tener un auto en la Ciudad de México es casi tres veces más caro que en Puebla, representa un gatos cinco veces mayor que en el Estado de México y hasta seis veces más que en Morelos; esto sin considerar el cobro de multas y foto multas.

De acuerdo con datos del Gobierno de la Ciudad de México, el principal factor por el cual se eleva el tener un automóvil en la capital del país se debe al pago de la Tenencia.

Y es que mientras la capital de la República el subsidio a este impuesto se otorga a vehículos cuyo valor sea de hasta 250 mil pesos, en la entidad mexiquense el rango se amplia a los 350 mil pesos; en Puebla se condona 100% a quienes estén al corriente en multas y verificación, sin importar el valor del automóvil; en tanto que Morelos no realiza este cobro.

Este alto costo ha derivado en la migración de cientos de miles de automovilistas de la Ciudad de México a otros estados, mientras que el gobierno capitalino ha justificado que esto se debe a una “legislación laxa” por parte de otras entidades.

“La migración hacia otros lugares es por la existencia de un tratamiento diferenciado en el cobro del Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos por parte de los estados, que crea incentivos para registrarse en otras entidades en busca de un menor costo en el pago del tributo”, justifica un estudio elaborado por el Gobierno de la Ciudad de México.

Además, se argumenta que factores como el Nuevo Reglamento de Tránsito a partir de 2016, la aplicación de multas y su relación con la verificación vehicular también influyen en el emplacamiento de unidades en otras entidades. Esto, apunta, pese a que las medidas tienen el objetivo de “desincentivar las conductas de riesgo”.

En su edición impresa de ayer, EL UNIVERSAL dio a conocer que los dueños de vehículos de lujo, entre ellos legisladores y personal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), han recurrido a un esquema de evasión de este impuesto.

A través un grupo de gestores, las agencias automotrices ofrecen a los automovilistas tramitar sus placas de circulación en el Estado de Morelos, donde no se cobra la Tenencia.

La presidenta de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa, Francis Pirín, lamentó que ciudadanos y algunos diputados locales utilicen el método de emplacar en Morelos con tal de no pagar Tenencia en la capital del país.

Por ello, adelantó que lanzará un llamado a sus compañeros a que cuanto antes regularicen esta situación y den de baja sus placas. “Que pongan el ejemplo”, dijo.

EL UNIVERSAL dio a conocer que por lo menos una suburban blanca con placas de Morelos PZH2324 ha salido del estacionamiento de la Asamblea Legislativa —la cual además se queda estacionada en un lugar prohibido durante más de 10 mintutos frente al recinto de Donceles y Allende— y en ella se ha subido la perredista Luisa Alpízar.

La perredista Francis Pirín advirtió que esta situación es un problema de seguridad nacional y que por lo tanto tendría que estarse analizando desde la Cámara de Diputados.

En entrevista, la diputada local comentó que el evadir impuestos y emplacar en otros estados de la República es una acción muy delicada por parte de los ciudadanos.

“Los legisladores tenemos que poner el ejemplo y tratar de corresponder a la confianza ciudadana. Entiendo que hay algunos diputados que tienen una historia diferente y vienen de distintos lados pero es grave este tipo de situaciones”, acotó.

Sostuvo que todos deben ajustarse a la reglamentación de la Ciudad de México y no es posible que esta gente —que es forma parte de la minoría que cuenta con los recursos para comprar este tipo de vehículos de lujo— evada impuestos cuando su obligación es compartir los gastos de la capital, porque para eso son los impuestos, para poder remodelar, reconstruir la infraestructura.

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática urgió a la instalación de un organismo metropolitano como la Comisión Metropolitana de Transporte y Vialidad (Cometravi) con el Estado de México, donde se comparte toda la información del transporte público de pasajeros.

“Tiene que ir más allá, no sólo en el Estado de México, tienen que estar más entidades que comparten la megalópolis y debemos de tener una regulación y homologar”, agregó.

Antecedentes. En 2012 se determinó que el Impuesto Sobre la Tenencia sería de índole local, otorgando un subsidio a vehículos cuyo valor no superara los 350 mil pesos.

Un año después el gobierno capitalino y la Asamblea Legislativa determinaron disminuir este beneficio a los autos con valor depreciado de hasta 250 mil pesos.

A la fecha, en todo el país 19 entidades no cobran la Tenencia, dos lo hacen con descuentos y 11 más aplican subsidios parciales.

En lo que va de este año, el Gobierno de la Ciudad de México ha logrado recaudar 2 mil 075.7 millones de pesos por este concepto.

Fuente: El Universal