Endurecen revisiones navales en el puerto de Yucalpetén. Endurecen revisiones navales en el puerto de Yucalpetén.
Entre patrones y pescadores de barcos hay malestar por las estrictas medidas de seguridad que la Secretaría de Marina-Armada de México aplica en los... Endurecen revisiones navales en el puerto de Yucalpetén.

Entre patrones y pescadores de barcos hay malestar por las estrictas medidas de seguridad que la Secretaría de Marina-Armada de México aplica en los muelles del puerto de abrigo de Yucalpetén, a raíz de que éste y las Capitanías de Puerto pasaron a su jurisdicción desde el 17 de junio. 

Las Capitanías de los puertos de Yucatán no cambiaron de titulares, quienes realizan las tareas administrativas. Sin embargo, la Armada de México asumió la vigilancia y el control de los refugios pesqueros, como el de Yucalpetén, donde hay 600 barcos pesqueros y unas 1,500 embarcaciones de recreo.

En el puerto de abrigo de Yucalpetén navegan además decenas de lanchas pesqueras del muelle La Caleta y de Chelem; la mayoría se dedica a la pesca de pulpo del 1 de agosto al 15 de diciembre.

En esta temporada de pulpo la Armada de México inspecciona los barcos antes de zarpar y cuando retornan del viaje de pesca.

Los navales primero revisan el despacho del barco y que estén las Libretas de Mar de cada pescador enlistado en el permiso de salida.

Ya integrado el documento, los navales inspeccionan el navío y si no están todos los pescadores enlistados, tachan el nombre del que no está y él no puede embarcar luego que al barco se le autoriza zarpar, lo que debe hacer de inmediato, apenas acabe la inspección.

Antes personal del Resguardo Marítimo Federal (Remafe) de la Capitanía de Puerto de Yucalpetén, que estaba en la Base Acuario y ya desapareció, tenía la tarea de revisar los barcos y permitía que que embarquen hasta pescadores ebrios.

Ahora al tripulante que esté en visible estado de ebriedad no se le autoriza que embarque y si está en el barco durante la revisión, le piden que baje.

Fuente: El Diario de Yucatán

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *