enero 16, 2022

La última versión de Windows 11 dificulta el uso de navegadores alternativos a Edge

Microsoft Edge, la última versión basada en Chromium, es el mejor navegador creado nunca por la factoría de Redmond y tiene argumentos más que suficientes para que el usuario lo use. Lamentablemente, tenemos que volver a hablar de cuestiones polémicas que no tienen que ver con sus prestaciones. Que son muchas.

Y es que el problema general se repite una vez más. Microsoft aprovecha la inmensa cuota de Windows en escritorios informáticos para impulsar la adopción de su navegador mediante los conocidos «patrones oscuros» u otras técnicas que por acción u omisión dificultan el uso de alternativas y en general la libre elección del usuario. Microsoft no necesita estas «tácticas» para impulsar ni Edge ni el resto de sus aplicaciones. Pero aquí seguimos…

Microsoft Edge no necesita atajos poco transparentes

Microsoft ha bloqueado el funcionamiento de EdgeDeflector en la última versión de desarrollo de Windows 11, la compilación 22494. Es una pequeña herramienta de código abierto creada por el desarrollador Daniel Aleksandersen para contrarrestar los cambios de comportamiento que Microsoft realizó en la manera en que Windows maneja los clics del ratón en ciertos enlaces web.

El desarrollador sostiene que es una acción «anticompetitiva» y ha puesto a caldo a Microsoft en un artículo donde explica el caso. La aplicación se puso en marcha en 2017 y ha sido usado por medio millón de usuarios. «Pocos» para el grueso de internautas, pero en un enfoque que se ha demostrado popular. Tanto, que Firefox y Brave implementaron recientemente su propio código de interceptación para evitar que Microsoft fuerce el uso de Edge al abrir los enlaces. Y aquí ya hablamos de 200 millones de usuarios del navegador de Mozilla y otros cuantos del de Brave.

The Register ha preguntado a Mozilla y confirman que el bloqueo no solo afecta al EdgeDeflector, si no también a la implementación realizada en Firefox. «La gente se merece opciones… Deben tener la capacidad de establecer valores predeterminados de manera simple y sencilla y se debe respetar su elección de navegador predeterminado. Hemos trabajado en el código que lanza Firefox cuando se usa el protocolo microsoft-edge para aquellos usuarios que ya han elegido Firefox como su navegador predeterminado. Tras el reciente cambio en Windows 11, esta implementación planificada ya no será posible«, dicen los responsables de Firefox. La solución de Brave parece que llevará el mismo camino y será bloqueada.

En el artículo, Aleksandersen repasa la cuestión técnica por si quieres empaparte a fondo. Básicamente, solo Microsoft Edge puede manejar el ‘microsoft-edge:// protocol. «No se permite que las aplicaciones de terceros lo manejen, ya que no puede cambiarse la asociación del protocolo predeterminada mediante cambios en el registro, personalizaciones de socios OEM u otras modificaciones en el conjunto de Microsoft Edge«.

El desarrollador dice que Windows forzará el uso de Edge incluso si lo eliminas, abriendo una ventana de UWP vacía y presentando un mensaje de error en lugar de recurrir al navegador predeterminado. Situación complicada.

 

Y el propio sistema de elección de navegadores

Lo anterior no es el único «esfuerzo» de Microsoft para impulsar su navegador mediante técnicas cuestionables. Ya te informamos de los cambios implementados en Windows 11 para la selección de las aplicaciones que por defecto abren cada tipo de archivo y en concreto por lo que nos ocupa del navegador web.

En Windows 8.1 y versiones anteriores, cuando instalabas un navegador web alternativo a Internet Explorer, el software se ofrecía para que lo establecieras como predeterminado y si así lo decidías, eso era todo lo que tenías que hacer. En Windows 10, los programas no pueden convertirse en predeterminados automáticamente, incluidos los navegadores, pero la selección sigue siendo sencilla desde el menú presente en la herramienta de Configuración.

Para Windows 11 Microsoft ha hecho cambios relevantes, ya que es necesario hacer esta elección para cada tipo de extensión y protocolo asociados al navegador (HTM, HTML, PDF, SHTML, SVG, WEBP, XHT, XHTML, FTP, HTTP, HTTPS…). Los usuarios más «duros» (como yo y muchos de los que andáis por aquí) lo damos por bienvenido. Uso varios navegadores y me gusta aprovechar las ventajas de cada uno de ellos en cada protocolo.

Pero obviamente vamos a ser «cuatro» los usuarios que lo personalizaremos de tal manera. El resto (muchos millones) simplemente no se molestará ante su complejidad. Como en Windows Edge abre todo por defecto el objetivo estará conseguido: Microsoft podrá presumir de un mayor número de usuarios cuando si la elección fuera verdaderamente libre y transparente los números cambiarían.

Microsoft Edge

¿Volveremos a otra guerra de navegadores?

Pues veremos. El desarrollador de EdgeDeflector dice que no volverá a actualizar la herramienta en estas condiciones porque significaría ‘romper’ Windows 11. «Estas no son las acciones de una empresa atenta que se preocupa por su producto«, asegura, incidiendo en otro apartado que también ha traído Windows 11, la apertura de Microsoft Edge (y no del navegador elegido por el usuario) de todos los enlaces de las nuevas secciones de widgets noticias e intereses: «Microsoft no es un buen administrador del sistema operativo Windows. Está dando prioridad a los anuncios, los paquetes y las suscripciones a servicios sobre la productividad de sus usuarios«.

Aleksandersen va más lejos para superar esta situación: «Para los usuarios, la mejor acción es presentar una queja ante su regulador antimonopolio local o cambiar a LinuxSu navegador web es probablemente la aplicación más importante, si no la única, que utiliza habitualmente. Microsoft ha dejado en claro que sus prioridades para Windows no se alinean con las de sus usuarios«.

Las quejas se han repetido desde Mozilla y Brave y The Register dice haber preguntado al Departamento de Justicia de los EE. UU. si está al tanto de este cambio y, de ser así, si está preocupado dadas las condenas previas de Microsoft por abusar de su dominio del mercado. (¿Recuerdas la pantalla de elección de navegadores?) Esperan respuestas y los usuarios también.

Nuestra opinión la conoces: Microsoft Edge es un gran navegador y no necesita este tipo de artimañas para aumentar su adopción. El resto son trucos, publicidad, patrones oscuros y un aprovechamiento indebido de la cuota de mercado de Windows. El usuario merece transparencia y capacidad de elección total.

La entrada La última versión de Windows 11 dificulta el uso de navegadores alternativos a Edge es original de MuyComputer

source https://www.muycomputer.com/2021/11/12/microsoft-edge-windows-11/