enero 17, 2022

Windows 11 Home frente a Pro, ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cuál debes usar?

Windows 11 Home y Windows 11 Pro son las dos principales ediciones que puede usar un consumidor si apuesta por el nuevo sistema operativo de Microsoft una vez que la compañía ha simplificado el número de versiones. Pero, ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cuál debe elegir un consumidor?

La actualización a Windows 11 para equipos con Windows 10 que superen los requisitos mínimos es gratuita y se realiza sobre la misma edición de Windows 10 previa instalada. Es decir, la versión Home solo puede actualizarse (gratuitamente) a Home y la Pro a su versión equivalente. Pero puede darse el caso que quieras pasar de Home a Pro, tengas equipos sin licencias válidas que quieras actualizar o compres PCs nuevos sin sistema operativo.

Para estos casos, Microsoft ofrece licencias de Windows 10 Home o Pro (actualizables a Windows 11) por un precio oficial de 139 y 199 dólares, respectivamente, mientras que el paso de Home a Pro que puede realizarse mediante una opción en la Microsoft Store es incluso más costosa relativamente: 99 dólares.

Por supuesto, hay otro tipo de licencias que pueden usarse legalmente y que son mucho más económicas, como las de Supercdk que te hemos venido ofreciendo semanas anteriores y que permiten por apenas 12 euros comprar una licencia de Windows 10 y desde ahí actualizar a Windows 11 si así lo decides.

Versiones de Windows

Microsoft ha ofrecido diferentes ediciones de Windows desde hace tiempo. La razón es bastante simple. Si bien un sistema operativo único sin versiones adicionales es factible, no todos los usuarios necesitan todas las funciones que pueden contener y no todas las computadoras admiten todas las funciones. Además, hay que diferenciar el mercado de consumo del profesional y empresarial, porque no tienen las mismas necesidades.

Así, ofrecer varias versiones es ideal… sin pasarse. Windows XP se vendió con dos versiones principales (Home Edition y Professional) y a partir de ahí se ramificó el resto. Windows Vista y luego Windows 7 complicaron el escenario al introducir bastantes más versiones: Starter, Home Basic, Home Premium, Enterprise, Business y Ultimate, con un conjunto de características diferente entre todas ellas.

Afortunadamente, Windows 10 y Windows 11 han devuelto la normalidad, y aunque hay versiones específicas para estaciones de trabajo, educación y empresas, y no se descartan ediciones especiales como la SE, Home y Pro son las únicas dos ediciones que la mayoría de consumidores debería conocer.

Windows 11 Home frente a Pro

Windows 11 Home es la versión por defecto que se envía preinstalada en la mayoría de equipos nuevos, mientras que la Pro contiene un puñado de características adicionales y por norma general se preinstala en ordenadores personales de gama alta o los destinados a máquinas clientes para empresas. Microsoft ofrece una página web específica donde compara las funciones entre versiones.

Windows 10 Home y Pro

Hay que decir que Windows 11 Home es suficiente para la inmensa mayoría de consumidores ya que es la versión base más completa de las que ha lanzado Microsoft los últimos tiempos, con todas las funciones esperables incluidas Windows Hello, arranque seguro, seguridad de Windows, controles parentales, cifrado de dispositivos y muchas otras.

Incluso están disponibles otras funciones que en versiones anteriores de Windows solo se ofrecían por defecto en versiones superiores como el subsistema Linux para Windows y en un futuro el otro subsistema en que está trabajando Microsoft, el de Android que también estará disponible en la versión Home.

Windows 11 Pro, ¿más completo, pero necesario para consumo?

La versión ‘Pro’ incluye todas las características de Home al tiempo que añade características adicionales, principalmente para entornos profesionales. Una de las más notables es BitLocker, una característica de seguridad que “cifra” o “codifica” los datos de un equipo informático. Otras relevantes son WIP, que ayuda a proteger las aplicaciones y los datos empresariales contra las fugas de datos accidentales y el resto tienen que ver con administración y gestión empresarial como el hipervisor Hyper-V, Windows Sandbox o el soporte completo para Windows Remote Desktop.

Windows 11 Home y Pro

Hay otras diferencias que el sitio de Microsoft no cita y que puede ser importante para algunos usuarios, como que Windows 10 Home ya no admite cuentas locales en la instalación (como sí es posible con Windows 10 Home) y requiere que vincules una cuenta ID de Microsoft al sistema, mientras que la versión Pro sí puede usar cuentas locales desde la misma instalación. Una y otra pueden funcionar con ambas una vez instalados.

También existen algunas diferencias con respecto al hardware. Ambos tienen los mismos requisitos mínimos de hardware (4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento, una CPU de doble núcleo, TPM 2.0, arranque seguro o una GPU compatible con DirectX 12), pero Windows 11 Home solo admite hasta 64 núcleos de CPU y 128 GB de RAM. Tampoco es compatible con sistemas con dos CPUs, aunque realmente no es algo que se use en el mercado de consumo.

¿Cuál debes usar? Windows 11 Home es la versión a elegir por un usuario tipo. Incluye todas las funciones esperables, los aplicaciones y juegos se ejecutarán igual que en la versión Pro, es bastante más económica y otro punto importante pensando en el consumo de recursos: no cargará módulos empresariales que seguramente no necesites.

En cuanto al BitLocker, es interesante, pero hay una decena de alternativas a usar en Home y lo mismo podemos decir del hipervisor Hyper-V o del cliente de escritorio remoto: hay aplicaciones de terceros que pueden usarse. Todo dependerá de tus necesidades específicas y casos de uso, pero la edición base de Windows 11 (menos básica que en sistemas anteriores) es suficiente para la gran mayoría de usuarios.

La entrada Windows 11 Home frente a Pro, ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Cuál debes usar? es original de MuyComputer

source https://www.muycomputer.com/2021/11/02/windows-11-home-frente-a-pro/