enero 28, 2022

YouTube le corta el grifo a los «negacionistas» del cambio climático

YouTube, y quien dice YouTube, dice Google, sigue insistiendo en coartar toda expresión contraria al discurso hegemónico y tras imponer la censura de contenidos críticos con las vacunas le ha llegado el turno a los «negacionistas» del cambio climático, aunque de una manera más discreta: podrán seguir aireando sus teorías, pero no monetizarán los vídeos.

A diferencia de las medidas aplicadas contra los críticos con las vacunas, a quienes ni siquiera se les permite utilizar la plataforma, los «negacionistas» del cambio climático, o lo que es lo mismo, quienes publiquen contenido contrario al «bien establecido consenso científico» que hay sobre el tema, se quedan tan solo sin poder monetizar sus vídeos, según indica la compañía, porque los anunciantes no quieren esa relación.

En resumen, no hay anunciantes dispuestos a que sus productos o servicios aparezcan en vídeos que cuestionen el cambio climático; y lo mismo ocurre con los creadores de contenido y los anuncios en contra del cambio climático, que también los hay. Ergo, en esta ocasión la decisión está bien fundamentada… con matices, ¿o quizás con mentiras por parte de Google?

Señala la compañía al respecto: «Los anunciantes simplemente no quieren que sus anuncios aparezcan al lado de este contenido. Y los editores y creadores no quieren que los anuncios que promocionan estas afirmaciones aparezcan en sus páginas o vídeos». Por lo tanto, hay creadores de contenido y anunciantes que sí promueven ese contenido y podrían apoyarse o generar negocio mutuamente. Por lo tanto, Google miente y se trata, en efecto, de censura camuflada.

En defensa de la compañía se puede argüir, no obstante, que dar cancha a los «negacionistas» puede perjudicarles con otros anunciantes, que sin duda serán más numerosos, así como con los creadores de contenido. El problema con la censura, sea activa o pasiva, es que siempre es contraria a la libertad de expresión y por más que YouTube sea una plataforma privada, su presencia e impacto en el mundo es demasiado importante como para permitir que se regule a sí misma…

… Pero nadie -al menos, no yo- va a discutir que la alternativa es mucho peor, por no señalar lo obvio: Google solo se está curando en salud. Porque no nos engañemos: no hay empresa que renuncia a beneficios por el qué dirán.

YouTube contra los negacionistas" del cambio climático

Otra imagen típica para ilustrar un artículo sobre el cambio climático… aunque es un desierto y ese es su aspecto corriente

Así, YouTube terminará con la monetización de «contenido que se refiera al cambio climático como un engaño o una estafa, niegue que las tendencias a largo plazo muestran que el clima global se está calentando y que las emisiones de gases de efecto invernadero o la actividad humana contribuyen al cambio climático«.

Dice al mismo tiempo Google que «al evaluar el contenido en relación con esta nueva política, analizaremos cuidadosamente el contexto en el que se hacen las reclamaciones, diferenciando entre el contenido que establece una afirmación falsa como un hecho, en comparación con el contenido que informa o discute esa afirmación«. Si actúan como con todo lo demás, sobra añadir, la censura será generalizada solo por un lado: el otro será libre de seguir afianzando la postura oficial.

Pero ¿quién puede defender que el cambio climático no sea un hecho tal y como los sostienen los organismos internaciones y ese «bien establecido consenso científico»? Hay disidencia, más allá de los charlatanes interesados y de los locos de atar; pero ese no es el problema. El problema es la censura, la negación del derecho a expresarse a la oposición, por más infundada y radical que sea su postura.

Es por ello la necesidad de entrecomillar constantemente el término «negacionista», y es que en el mundo actual basta con discrepar para que te llamen negacionista. Aunque, cabe repetir, negacionistas, haberlos haylos. De todo. Sin embargo, es una pena que se pierda la capacitad de discutir aun cuando se defiendan extremos imposibles, sobre todo en un servicio globalizado y masificado como YouTube, en el que tienen presencia apologetas de lo más variado.

La entrada YouTube le corta el grifo a los «negacionistas» del cambio climático es original de MuyComputer

source https://www.muycomputer.com/2021/10/09/youtube-cambio-climatico/